Una visita al tiempo pasado (Olerdola)

¿Te ha gustado?
Conjunto monumental de Olérdola
Xavi, de Tríade, a su comienzo de la ruta por el Conjunto Monumental de Olérdola.

Hace unas semanas nos reunimos el grupo de padres del colegio para hacer la última salida del curso. Y como los niños mayores andaban estudiando la história antigua, decidimos que estaría bien hacer una visita cultural para entender mejor la história.

Como lo guardo todo, recordé que tenía un librito, de esos que reparte la Diputación, con rutas diversas para conocer la provincia. Encontré dos que estaban en la zona del Garraf, uno era el Parc d’Olèrdola y el otro el Parc del Foix. Son dos rutas diferentes pero que te permiten visitar asentamientos medievales. También a través de la web de la Diputación encontramos a Tríade, un grupo de profesionales, entre los que se encuentran arqueólogos y que te hacen una visita personalizada, según las necesidades.

Total, nos decidimos por el Parc d’Olèrdola y su Conjunto Monumental. ¡Una maravilla! Con Xavi nuestro guia-arqueólogo de Tríade pasamos una gran mañana de sábado visitando el antiguo asentamiento íbero, con restos de romanos y medieval. Aprendimos un montón de cosas, a los niños se les hizo muy ameno, el lenguaje utilizado era para niños de cuarto de primaria, yo particularmente, me quedarón claras algunas cosas que hasta ahora no las tenía conectadas.

Panoramica desde Olérdola

Creo que, una de las cosas que más disfrutaron los niños fueron las tumbas antropofórficas, porque se metían dentro haciendo del muerto. La iglesia románica de Sant Miquel tenía su encanto. Desde las ruinas del castillo se divisaba, Montserrat, el Garraf e incluso los Pirineos por eso era un lugar ideal para los asentamientos, ya que controlaban todo el lugar.

Pudimos comer en la zona de picnic, que aunque no muy grande, había una fuente y una pequeña estructura para jugar los niños. Los más pequeños se divirtieron subiendo por los restos de la muralla romana. Como el día era largo nos fuimos a pasear por la montaña. Pudimos ver los restos de la iglesia de Santa Maria e incluso nos acercamos hasta el horno de cal.

Fue un gran día y os lo recomiendo sinceramente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.